Para Oscar

Si bien, tengo la gran fortuna de estar persiguiendo mi sueño, y de, en el camino, alimentarme de emociones tan positivas, tal como pasó este fin de semana en la boda a la que tuve el honor de asistir como su fotógrafo , no me es posible dejar de sentir que un pequeño rincón de mi alma se congeló al conocer de un suceso bastante trágico para la familia de mi esposa, mi familia.

Como es natural, la pérdida de un miembro, es un evento muy doloroso, pero, lo es más cuando se mezcla con la indignación y la impotencia que produce saber que se une a la tristemente célebre estadística de las víctimas de la violencia en mi país. Una jóven familia ve drásticamente modificado su camino por el deseo de unos de poseer lo que les es ajeno.

Esto, definitivamente, me llena de sentimientos no gratos. Todavía me sigue resultando inaceptable pensar en que él ya no esté, a pesar de que no nos unía una relación muy estrecha, todavía no asimilo completamente la noticia.

Y, si es cierto, que desde mi posición podría no hacer mucho respecto al problema, pienso que puedo poner un pequeño grano de arena para hacer esto un lugar mejor: celebraré la vida de los que se han ido haciendo un esfuerzo diario por mejorar, por hacer que las personas que estén frente a mi lente puedan ver que su historia es algo único y especial, llena de vida y de emociones positivas. No puedo quejarme, no debo quejarme; tengo una familia, unas hijas que necesitan un ejemplo de fé. Así que lo daré todo por ser ese ejemplo.

Por Oscar…

Lime Fotografia. Fotos de bodas y romance en Puerto Vallarta Zona Romántica wedding and lifestyle photography Puerto Vallarta Centro  Romantic zone

Dos decisiones

En este lado del mundo todavía me quedan unos minutos de celebración y de reflexión.
Resulta que, hace siete años decidí aceptar dos compromisos que definieron, definen y definirán mi vida: primeramente, quien ha sido desde hace 13 años mi compañera, mi complice, mi amiga y mi amante, y yo aceptamos llevar nuestra relación al siguiente nivel, y en un pequeña celebración en esta pequeña ciudad que adoptamos como nuestro hogar, Puerto Vallarta, y rodeados de un pequeño grupo de las personas más queridas ( no todas, lamentablemente) llevamos a cabo nuestra boda, una sincera celabración a un amor que comenzó sin expectativas y que ha crecido hasta ser el más profundo.
A mi todavía me llena de alegría acordarme de ese día, por todo el cariño que recibimos por parte de nuestra familia – la natural y la que conforman nuestros amigos- y por el pacto que, Edna, mi esposa, y yo sellamos, y el cual se va conformando, a diario, en una aventura con muchas subidas y bajadas, curvas y tirones, pero que no puedo más que estar agradecido por disfrutar, día a día.
6CBV5892

6CBV5908

6CBV5939

6CBV5950

6CBV5962

6CBV5974

6CBV5988

6CBV6124

6CBV6137

6CBV6237

6CBV6282

6CBV6303

6CBV6338

6CBV6387

6CBV6399

6CBV6486

edna & rulo 001

edna & rulo 002
Y por el otro lado, Alx, nuestro fotógrafo de bodas, me mostró que es posible capturar la belleza de un momento lleno de emociones de forma casual, divertida y, sobre todo, genuina. Y así es comodescubrí que eso quiero hacer como forma de vida, y que esa responsabilidad también prometo cumplirla y hacerla con todo el gusto del mundo.

A mi esposa: gracias por seguirme auque parezca que el camino vaya de subida y a un destino indefinido. Te amo!

Tener la mejor intención no basta.

En mis otras redes sociales, y en los contactos hacia mis clientes, no me canso de decir que tanto me gusta esta carrera que escogí, lo mucho que aprecio su preferencia y cómo entiendo la gran responsabilidad que me confieren para registrar las memorias de un momento que es irrepetible y único.

Y con esa mentalidad y emoción me dirijo a cada boda, a cada sesión. Lamentablemente, aunque la gran parte de las veces todo resulta como lo espero, hay ocasiones en que tener esa disposición y hacer lo mejor que puedo no basta. Esos momentos me causan gran dolor, pero sobre todo me dejan lecciones a las cuales doy la bienvenida y me comprometo, más aún, a seguir mejorando como fotógrafo, y como persona.

No puedo decir que no he caído, pero sí puedo decir que me he levantado y lo seguiré haciendo, por que tengo grandes motivos para hacerlo.

IMG_1283

Si nos tomáramos un minuto…

Tuve la oportunidad de visitar al monstruo – la enérgica e intimidatoria ciudad de México- lugar donde hace algunas décadas nací, pero de la que me he distanciado, más en espíritu que físicamente. No sé si sea por ello que, cada vez, la encuentro más deshumanizada, más indiferente, a pesar de ello no me deja de sorprender, para bien y para mal. Intenté, tanto como pude, mirarla con ojos frescos y vi tantas historias ocurriendo, dando forma a un bordado enorme que sólo parece un entramado sin forma, caótico y sin sentido.

En medio de todo eso, observe como dos amantes, se disponían a expresar abiertamente sus sentimientos, a pesar de saber que la mirada inquisidora de quienes ostentan un halo postizo de divinidad, se cernía aplastante sobre ellas, y escuché como consideraban huir a lugares donde su amor no fuese condenado. Vi la vulnerabilidad y el cansancio en los ojos de quien se supone debe mantenerse firme no sólo para ejercer su oficio sino para soportar el progresivo deterioro de la imagen de su gremio. Capté en mi mente la mirada extraviada de una atractiva joven que lo mismo pensaba en todo y en nada.

Historias de estas fueron y vinieron, se pasearon libremente, sin darse la oportunidad, siquiera, de encontrarse una con la otra…

Foto Urbana Metro Ciudad de México